Forgot password?
   Please leave this field empty
Home | About Us | Careers | Contact Us | Shop | Connect:
2014 anaheim conference dinner.png

Información adicional sobre COVID-19 y la esclerodermia en inglés

[Actualizado: 30 de Marzo de 2020]

COVID-2019 ("Coronavirus")

Información y Recomendaciones
Del Comité de Asesoría Médica y Científica*
De La Fundación de la Esclerodermia

 

Nota: La información y recomendaciones siguientes pueden cambiar a medida que se conozca más sobre COVID-19. Por favor, vuelva a visitarnos para ver las actualizaciones regulares. Le recomendamos que consulte los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, para obtener información y recomendaciones actualizadas.

VISITE: www.coronavirus.gov, para obtener información actualizada y recomendaciones de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos

Los individuos diagnosticados con Esclerosis Sistémica, especialmente aquellos que estén en tratamiento de inmunosupresión, o tengan una enfermedad pulmonar, deben adherirse estrictamente a las directivas nacionales, estatales y locales para el distanciamiento social, y las órdenes de permanecer en casa.

Durante la pandemia de COVID-19, de rápida evolución, las restricciones sobre el distanciamiento social, el autoaislamiento y los mandatos de "refugio en casa" varían mucho según el estado y la localidad.

Es importante que las personas con condiciones de salud subyacentes, incluida la Esclerosis Sistémica, las que toman tratamientos de inmunosupresión o tienen enfermedades pulmonares, practiquen las máximas precauciones para reducir el riesgo de exposición a COVID-19. Ejemplos incluyen:

  • Permanecer en casa tanto como sea posible y de acuerdo con los mandatos locales
  • Mantener el distanciamiento social (2 metros de distancia de otros individuos con los que no vives)
  • Emplear prácticas de higiene vigilantes

Se puede encontrar información adicional en www.coronavirus.gov.

Preguntas Frecuentes:

¿Qué es COVID-2019 (también llamado "Coronavirus" y COVID-19)?

La Enfermedad del Coronavirus 2019 (COVID-2019) es una enfermedad viral similar a la influenza causada por una nueva cepa de coronavirus llamada "SARS-CoV-2". Se trata principalmente de una infección respiratoria (pulmones). La infección suele provocar una enfermedad leve similar a la gripe; sin embargo, en las personas de edad y en las personas con afecciones médicas subyacentes, incluidas las enfermedades pulmonares y autoinmunes, la COVID-19 puede provocar complicaciones graves e incluso mortales.

Los principales síntomas de COVID-19 son la fiebre, la tos, y la falta de aliento, aunque pueden presentarse otros síntomas similares a los de la gripe, como náuseas, vómitos, diarrea y síntomas musculoesqueléticos (dolores articulares y musculares).

¿Cómo se propaga la infección?

El Coronavirus se propaga principalmente por contacto con gotas de las secreciones respiratorias de una persona infectada. Cuando una persona infectada tose o estornuda, expele pequeñas gotas de líquido. Estas gotitas se depositan rápidamente en las superficies cercanas y en el suelo. Si usted está a menos de 6 pies de distancia (2 metros), las gotitas podrían caer directamente sobre usted o podría inhalarlas. Sin embargo, por lo general, el virus entra en su cuerpo cuando usted toca una superficie infectada por estas gotas y luego sus manos la llevan a su cara, donde entra a través de la mucosa de su boca, nariz u ojos. Menos comúnmente, el virus también puede ser transmitido desde superficies sólidas contaminadas como el acero y la madera.

¿Cómo puedo protegerme y proteger a mi familia?

El Coronavirus se propaga principalmente por contacto con las gotas de una persona infectada. Por lo tanto, las mejores maneras de protegerse a sí mismo y a su familia son:

  • Evitar las multitudes y practicar el "distanciamiento social" es muy importante para reducir el riesgo de infectarse y frenar la propagación del virus en la comunidad. Si tiene esclerodermia, especialmente con afectación de los pulmones, debe evitar estar en multitudes (ejemplos: cines, centros comerciales, viajes en avión o en transporte público, etc.). Debe mantener una distancia de 6 pies (2 metros) o más de otras personas siempre que sea posible.
  • Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón, especialmente antes de comer.
  • Si no se dispone de agua y jabón, lo mejor es un desinfectante de manos que contenga al menos un 60% de alcohol isopropílico.
  • Evite tocarse la cara. La forma número uno en que la gente propaga el coronavirus es tocando una superficie que ha sido contaminada por las gotas que alguien más ha tosido o estornudado, y luego transfiriendo el virus a su propia nariz, boca u ojos al tocar su cara.
  • Limpie frecuentemente las superficies muy usadas. Las superficies muy usadas incluyen picaportes, interruptores de luz, encimeras. Límpielas con toallitas desinfectantes diseñadas para matar los virus de la "gripe", o con un producto de limpieza basado en al menos un 60% de alcohol isopropílico, peróxido de hidrógeno o lejía.
  • Se recomienda el uso de una mascarilla facial quirúrgica regular para las personas inmunocomprometidas e inmunosuprimidas cuando están fuera de casa, para protegerse de las infecciones. Además, si desarrolla síntomas que sugieren una infección, debe usar una mascarilla quirúrgica regular. El uso de una mascarilla quirúrgica regular ayudará a atrapar las gotas que produce al toser o estornudar y, por lo tanto, reducirá las probabilidades de infectar a los miembros de la familia u otras personas.
  • Las mascarillas "N95" de alta calidad NO se recomiendan para el uso del público en general contra el coronavirus. Usar una máscara N95, si no está familiarizado con su uso o si es del tamaño equivocado para usted, puede en realidad AUMENTAR SU RIESGO de contraer el coronavirus, porque estará constantemente ajustándola, y la ajustará tocándose la cara.

¿Qué tan peligroso es COVID-19?

El nuevo coronavirus parece ser ligeramente más contagioso que la gripe común. Mientras que más del 80% de las personas infectadas tendrán síntomas leves que podrán manejar en casa sin necesidad de atención médica, el 5% tendrá una forma peligrosa de la enfermedad. En particular, las personas con enfermedades crónicas, incluyendo enfermedades pulmonares y esclerodermia, corren un mayor riesgo de padecer la forma grave de la enfermedad. Una preocupación particular con COVID-19 es que tiende a afectar a los pulmones, que pueden estar ya lesionados en algunas personas con esclerodermia.

Como persona diagnosticada con esclerodermia, ¿debería preocuparme?

Tener esclerodermia, especialmente si sus pulmones han sido afectados, puede aumentar su riesgo de desarrollar una forma más grave de la enfermedad de COVID-19. Tomar ciertos medicamentos inmunosupresores (medicamentos como CellCept, Rituxan, Actemra y otros) también puede aumentar la gravedad de COVID-19 si termina contagiándose. Se cree que el metotrexato aumenta el riesgo sólo ligeramente, y que la hidroxicloroquina (Plaquenil) no aumenta el riesgo en absoluto.

  • En la actualidad no hay pruebas que indiquen que deba dejar de tomar su medicación para la esclerodermia a menos que desarrolle fiebre u otros síntomas que le hagan pensar que pueda estar infectado.
  • Debe hablar con su reumatólogo antes de interrumpir la medicación.

¿Qué debo hacer si creo que puedo estar infectado?

Los principales síntomas de COVID-19 son la fiebre acompañada de tos, así como la dificultad respiratoria. Los síntomas iniciales de COVID-19 también pueden incluir la pérdida del olfato o el gusto.

Si tiene estos síntomas, o si la tos inicial, dificultad respiratoria o la diarrea empeoran, debe ponerse en contacto por teléfono con su médico o con un centro de atención inmediata o urgente para concertar una evaluación. No debe ir a una evaluación sin comunicarse primero con el consultorio.

Si tiene síntomas, no debe acudir a una cita programada de rutina con su reumatólogo y no debe acudir a ninguna cita de infusión de medicamentos por vía intravenosa, ya que puede haber otros pacientes en el consultorio que podrían correr el riesgo de infectarse. Por favor, discuta con su reumatólogo si necesita venir ahora mismo para sus evaluaciones de rutina o si pueden hacerse por teléfono/video o en el futuro.

 

* El Comité de Liderazgo de la Junta de Asesoría Médica y Científica de la Fundación de la Esclerodermia es:

Virginia Steen, M.D., MSAB Chair
Georgetown University School of Medicine
Washington, DC

Maureen D. Mayes, M.D., M.P.H.
McGovern Medical School
University of Texas
Houston, Texas

Richard Silver, M.D.
Medical University of South Carolina
Charleston, South Carolina

Lorinda Chung, M.D.
Stanford University School of Medicine
Stanford, Califorina

John Varga, M.D., MSAB Immediate Past Chair
Feinberg School of Medicine
Northwestern University
Chicago, Illinois

Jane E. Dematte D'Amico, M.D., Consulting Pulmonologist
Feinberg School of Medicine
Northwestern University
Chicago, Illinois

 

Información adicional sobre COVID-19 y la esclerodermia en inglés